10 abril 2010

Valeroso anónimo

Un simpático lector que, seguramente por modestia, omite su identificación me envió ayer sábado vía comentario, a las 18,05 hora española, la siguiente sugerencia: “Ya que estás tan lejos, preocúpate de lo que pasa donde estés y deja te tocar los h.... en Torrent. Aburrr...”. Salvo un par de tildes que no ponía, el mensaje es literal; incluida la delicadeza de colocar cuatro puntos suspensivos donde cualquier otro menos cuidadoso hubiera escrito "huevos". Se agradece tanta sensibilidad.

Sería una descortesía por mi parte dejar escondida esta sutil recomendación en la penumbra reservada a los comentarios. Que le dé buena luz, que corra el aire y que todo visitante compruebe la tolerancia y el buen gusto que adorna a algunos valientes.

Pero, pensándolo todavía mejor, y a pesar del presunto recato del comunicante, no cabe dejar esta perla en el anonimato. Y así, tras unas rápidas y sencillas averiguaciones, concluyo que el ordenador desde el que fue lanzado el comentario responde a la IP 81.203.7X.XX (me reservo los tres últimos números) cuyo proveedor es ONO, tiene ADSL y procede (vaya sorpresa) de la provincia de Valencia, España. He cursado la oportuna solicitud y estoy a la espera de que se me informe quién es el titular de tal IP.